Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en menu_set_active_trail() (línea 2405 de /var/www/clients/client2/web3/web/includes/menu.inc).

Los cinco principios de la moral social

 

Image Primer principio: todos los hombres son hermanos porque todos han sido creados por el único Dios y todos han sido redimidos por el único Salvador. […] Si una doctrina menoscaba esta base del Evangelio es anticristiana; hay que rechazarla en cuanto antihumana; es mala; proviene de Caín; no se ajusta de modo alguno a la divina bondad de Cristo. […]

Segundo principio: estos hermanos no están «aislados». El amor que los une en Dios y entre ellos es orgánico, es decir, hace que sean como miembros de un único organismo, como parte de un único cuerpo: el cuerpo místico de Dios. […] Esta es la visión divina de la vida: abraza cielo y tierra; pasado y presente; presente y futuro; hace que converjan la ciudad terrenal y la ciudad celeste. 

Tercer principio: toda criatura humana, como todas las demás criaturas, tiene una tarea que llevar a cabo en la vida. Es un operario, y el mismo Dios le asigna la obra a realizar. […] No trabajo para matar o arrollar a mi hermano; trabajo por él cuando trabajo para construir mi verdadera casa: cuando trabajo iluminado por la luz de la razón y, aún más, por la de la fe; aro mi tierra, pero la semilla que siembro dará trigo para muchos, ¡para todos! Trabajo libre, trabajo de amor […].

Cuarto principio: en el orden del cuerpo místico, de la ciudad de Dios, hay grados […]: mi familia es sagrada; mi ciudad es sagrada, Dios así lo quiere; mi patria es sagrada; mi estirpe es sagrada; y a la inversa, la familia, la ciudad, la patria y la estirpe de mis hermanos son sagradas.

Quinto principio: los cuatro principios anteriores son verdaderos en el orden sobrenatural e igualmente verdaderos en el orden natural. Porque la gracia no hace más que sanear y elevar la naturaleza: trabaja como lo hace la naturaleza, en la misma dirección, según las mismas leyes y las mismas inclinaciones verdaderas y buenas; ¡el Evangelio revela también el orden natural!

 


Desafortunadamente, el texto completo está disponible sólo en italiano.