Fundamentos Biblicos

 

De Isaías 2:1-5, La Pira toma el sentido del horizonte histórico, así como la capacidad de observar los acontecimientos desde la perspectiva profética tal y como los ve Isaías desde el monte del Señor.

De la teología de Juan adopta la dimensión trinitaria, la fisicidad de la resurrección de Cristo y la intimidad de la oración. Partiendo de la Trinidad es como se puede comprender el Hecho que determina todos los demás acontecimientos: la resurrección de Cristo, o mejor aún, la realidad de Su cuerpo resucitado que inevitablemente condiciona todos los demás acontecimientos. De la Trinidad también fluye la gracia divina que obra en el interior de la realidad humana y sienta las condiciones para que el hombre se abra a Dios con la oración. Es la plegaria de Cristo al Padre del Evangelio según san Juan la que nos hace conocer las dimensiones y la importancia de la oración. 

La idea paulina de la edificación del cuerpo de Cristo en su extensión cósmica y universal es la línea directriz que guía la reflexión de La Pira sobre la historia. La historia vista como construcción progresiva de la unidad humana la cual, a pesar de las inevitables dificultades, está cada vez más encaminada a encontrar un sentido orgánico al hecho de ser cuerpo de Cristo.