De regreso de Viet Nam

La Pira ha vuelto a Italia desde hace menos de dos semanas (corre el 30 de noviembre de 1965) tras su viaje a Varsovia, Moscú, Pequín y Hanói. Se ha encontrado con Ho Chi Minh y con el primer ministro Pham Van Dong (11 de noviembre) y ha vuelto con una importante apertura para una solución política de la guerra de Viet Nam bajo el brazo. Así se lo refiere al Papa:

[…] para que empiecen las negociaciones no se solicita preliminarmente (he aquí la reciente y significativa novedad) la inmediata retirada de las tropas norteamericanas y extranjeras presentes en el territorio de Vietnam: con tal de que se adquiera el compromiso de retirar las tropas (conforme a los acuerdos alcanzados en Ginebra), y cese el fuego y no haya, por consiguiente, ningún tipo de expansión de las operaciones militares (otros desembarcos de tropas, etc.); las negociaciones pueden comenzar inmediatamente, antes de que tenga lugar la retirada efectiva de las tropas.
[…] Para evaluar el peso de la novedad que ha surgido en nuestras entrevistas de Hanói, hay que pensar que hasta nuestra visita a Hanói siempre se planteaba, como condición para abrir las negociaciones, la salida preliminar de las tropas norteamericanas y extranjeras de todo el territorio vietnamita («mientras quede un solo soldado norteamericano no empezaremos ninguna negociación»).

La novedad de la postura vietnamita ya ha sido transmitida a Washington a través de Fanfani, por entonces presidente de la Asamblea General de la ONU.
No obstante, La Pira siente que la resistencia por parte de los «halcones» de la Administración estadounidense es fuerte todavía y solicita una intervención de mediación por parte de la Santa Sede.

Desafortunadamente, el texto completo de esta carta está disponible sólo en italiano.